09 febrero 2007

Desnuda

Ultimamente me da por dormir totalmente desnuda, aunque sea invierno, bajo el edredón nórdico no hace frío. Llego a la habitación y él ya está descansando, así que me despeloto y me meto rápidamente en la cama. El siempre hace lo mismo cuando me pongo a su lado, inmediatamente se da la vuelta y se queda pegado a mi espalda, con su paquete tocando a mi culo. Me abraza y recorre mi cadera hasta perder su mano entre mis tetas, que empieza a acariciar mientras arrima más su pubis hacia mí para que pueda notar cómo se le hincha la polla.

Si tengo ganas de marcha, separo mis piernas y bajo su mano hasta mi coño para que note la humedad entre mis labios, eso aún le hace ponerse más cachondo. Así que muchas veces, se desvela totalmente y acabamos follando.

8 comentarios:

monocamy dijo...

Vaya por dios, pues cuánto lo siento.

Tú no te precipites, daos un poco de tiempo. Igual y se os quita esa maña. O acuéstate pero olvídate de pensar en pollas, piensa en otra cosa... no sé... lo que sea...

Venga, mujer, anímate.

Anónimo dijo...

buffff....



...



qué envidia, qué ganas ...

venus dijo...

Diossssssssss propon esas desveladas solo los fines de semana.

Besos

criztina dijo...

:-), yo llevo años durmiendo desnuda... :-), esté sola o acompañada. Es un gusto...la verdad, lo que pasa es que cuando salgo fuera de casa a dirmir siempre acabo durmiendo con alguna camiseta, porque el pijama lo obvio siempre :-), ainsssssssssss, que bonito es piel con piel.... jejejeje

Patri dijo...

Mmmmmmm.... me gusta esa sensación

Peggy dijo...

Pero bueno ...despues dormiras mejor :)

Galufante dijo...

Qué noches de desenfreno las nuestras...pero me surge una duda...me follas o te follo???

Agur.

Mikel dijo...

Haces bien en dormir desnuda, las costuras de las ropas siempre oprimen un poco y cortan los flujos, me refiero a los sanguineos.