10 marzo 2007

Post 360. El jefe buenorro

¡¡Cómo está el cabrón de buenazo!! Y eso que no me he fijado nunca en los tíos que rondan los 40 y tantos... aunque ahora que lo pienso, estoy más cerca de los 40 que de los 20... joder qué depresión...

Habitualmente este tío va de traje a la oficina, suele llevar trajes de corte modernillo, camisas chulas y corbatas muy alegres. De vez en cuando, con reuniones de jefazos, se pone gemelos que le quedan cojonudamente...

Ayer iba de vaqueros, con una camiseta negra de cuello alto que marcaba los estupendos pectorales y cintura estrecha que tiene.

De cara no es ningún bellezón, ya que se le marcan las arruguitas propias de su edad, aunque me encantaría ahogarme en esos ojos azules rasgados que tiene... Sobre todo me gusta la impresión que da: es tímido, enseguida se sonroja por cualquier chorrada, pero alguna vez le he oído hacer algún comentario picante que me hace pensar que es el típico tío "salvaje" y cerdo de esos que te haría pasar toda la noche disfrutando.

Ayer bailé con él y el tío está muy fibroso y duro, tiene una forma muy caliente de bailar, arrima cebolleta y le van los ritmos latinos, con lo cual me lo pasé genial el ratito que estuvimos moviendo el esqueleto...

No soy la única que lo piensa, sólo hay que ver las caras melancólicas de mis compañeras cada vez que hace el paseíllo hasta su mesa...

Y la cosa es... El viejo consejo aquel de "donde tengas la olla no metas la polla", supongo que viene motivado porque en general los tíos buscan tener una aventurilla y ya está, un par de polvos clandestinos y punto, nada de compromisos. Sin embargo, las mujeres, tenemos la mala fama de tener que estar enamoradas para "entregarnos" y claro, eso SI que sería un problema dentro del entorno laboral. Lo de enamorarse sin ser correspondido, puede convertir a una mujer en el ser más destructivo que existe....

(Ya me he dispersado).. a donde quería llegar es a que en este caso, como en muchos otros, yo pienso como un tío.... vamos, que con un polvillo clandestino e ilegal en el baño, de vez en cuando, sería suficiente.... que eso del amor es un coñazo!!

PS: Pero vamos, seguiré siendo buenecita y formal :)

6 comentarios:

una desperada dijo...

Bueno, al menos te alegras la vista mientras trabajas, mi jefe es mi padre, menudo panorama y si vieras a la mayoría de clientes, Matusalén, bufff!!!

Gracias por el consejo de las almorranas/anal, ya veo que en ese sentido soy inservible, en fin...

Un saludo, guapa!!!

Peggy dijo...

ufff tiene mucho morbo lo de un polvo en el baño , si señor ...pero lo del trabajo y el sexo ...aconsejo este alejado :) kiss

Mpc dijo...

Ojalá puedas tener ese polvo clandestino y que no se entere nadie, ni tus lectores :-) Estaría chulo.

TERESA dijo...

Mi jefe esta muy bueno, pero cuando abre la boca la cag...
No me lo haria nunca con el.

Cyclon dijo...

Hay que saber separar el trabajo del amor y si tu sabes lo que quieres (un polvete con él, no?) pos nada, adelante.

Susana dijo...

Demasiado largo para leerlo, creti.