22 febrero 2007

La evidencia del calentón

Cuando las mujeres nos excitamos, no lo evidenciamos visualmente a no ser que el partenaire esté tan cerca como para sentir la humedad sobre su piel y esto ya es demasiado cerca... El caso es que en los primeros momentos de la excitación, ante un estímulo externo (una frase excitante, un recuerdo calentorro, una mirada lasciva..) puedo notar lo que debe ser la sensación análoga a una erección: como un estremecimiento en los bajos, acompañado de una breve hinchazón...

Si esas "erecciones" continúan en el tiempo, finalmente se desencadena un proceso de humedad que (en mi caso) pasa por dos fases:

Fase A: Hay humedad interna, pero no sobresale de la mucosa vaginal, no se nota físicamente (a no ser que metas los dedos!!)

Fase B: El calentón es tan importante que ya se notan los labios exteriores y el tanguita mojado lo cual me lleva a tener que menear el pubis, como en un "reflejo animal" de folleteo...

Me encanta esa sensación de pequeñas erecciones que llegan a dejarme tan excitada como para notarme mojadísima y terminar mendigando polla. Nos pasa a todas.. ¿no?

PS: ¿Me ha salido un post demasiado "serio"?

9 comentarios:

pepe perez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pepe perez dijo...

Y una simple frase, una mirada o un gesto hacen que chorrees de esa manera? jue que gustazo, cada día me gustas más joia. :)

el que no puede aguantar sin mear dijo...

pepe perez dijo...

Y una simple frase, una mirada o un gesto hacen que chorrees de esa manera?


Ohhhh, Pepe.....la cuestión es que no todo el mundo sabe decirle cosas para hacerla sentir de esa manera.

pringaillo dijo...

Jejeje, me ha encantado el post. Muy sincero, claro y directo. Es buenísimo :-D. Ojalá algún día me encuentre con alguna de esas 'mendigas' que dices!!! Ejke o soy mu feo o tengo mala suerte :-S

jefrainmx dijo...

Es cierto que huele? Tengo un amigo que dice que el puede oler cuando las mujeres andan calientes...sabes de eso? Yo no huelo ni madres..

ALOMA69 dijo...

Bueno, a eso se le llama furor uterino, no? Un estremecimiento o un vuelco en el útero y una sensación de cara roja como un tomate, aunque quizás sólo yo lo note, en esos instantes me gustaría refugiarme debajo de una piedra.

Un saludo!!!

Anónimo dijo...

Furor uterino... no, hombre, no. Se trata simplemente de una líbido femenina normal y corriente. Algo desata tu imaginación... y te pones cachonda.
En efecto, Ceci, nos pasa a todas. Personalmente, empiezo a soñar despierta y a imaginarme retazos de polvos pasados o -con suerte- futuros, y tras un calentón de ese estilo suelo llegar a casa con los colmillos afilados. Me falta esconderme tras el quicio de la puerta mientras espero a que mi consorte llegue a casa y le amenazo: la polla o la vida.
Y respecto al olor... parece acercarse peligrosamente a la leyenda urbana. Supongo que habrá gente más sensible que los demás a las feromonas -que son hormonas inodoras- pero ten en cuenta el medio contaminado, repleto de olores penetrantes y humos de todo tipo en que vivimos. No lo veo probable.
Saludos.
MM.

Susana dijo...

Hola, Tont@s del Bote (para que no digáis que no me acuerdo de vosotr@s). ¡Besitos!

monocamy dijo...

"Nos pasa a todas.. ¿no?"

¿Lo de mendigar polla? no te creas, algunas se venden caras...

Tú ejjque eres muy desprendida xDD

Y no te preocupes, no te ha salido tan serio. Al menos yo no he dejado de descohonarme jAAAAAA

:P