10 julio 2006

Las escaleras dan mucho de sí.

Si juntamos un poquito de intimidad, un muchito de calentón, unas escaleras oscuras, un nivel razonable de alcohol en sangre, una ropa fácil de quitar, un morbazo tremendo, un "hace mucho que no nos lo montamos por ahí" y mucha confianza y cara dura como para no dejarse amedrentar por un "¿a que no...?"...

...nos sale un encuentro maravilloso del tipo sácame de allá esas pajas en una escalera que no era tan oscura, con la camiseta por la cintura, el calzoncillo por los tobillos y los labios deliciosamente pringosos...

10 comentarios:

Galufante dijo...

Aunque a mí también me gustó, los detalles sobran, mon amour...

Agur.

Peggy dijo...

Anda , eso me recuerda , el cuarto de basuras , en la casa de mis padres ,,,,,, como no habia otro sitio uf, y te daba igual , el lugar .kisss

willardcabalgadenuevo dijo...

Contigo donde y cuando quieras, preciosa y si el sitio es sórdido, pues mejor.

!Yeah!

Saudade dijo...

Esa clase de sitios es muy interesante, da mucho morbo, como el baño del curro o la sala de la casa

Quemaito dijo...

Que tiempos, snif... y el colmo de los morbos es una escalera de una casa sin ascensor. Cuando llega alguien tienes que subir haciendo el pingüino no sabes hasta que piso ... :)

PJ dijo...

Suele pasar... lo peor es la huída al mas puro estilo "pinguino"...

El ostiazo está asegurado!, eso si, super morboso.
;-)

monocamy dijo...

Que no bebo alcohoooooL...!!!! ay, cuántas cosas me pierdo, por un quítame allá esa arteria intacta...

:O

:PPP

aguardentero dijo...

me conformo con los labios pringosos,

besos,

Afrodita dijo...

Yo las escaleras no las he probado... Las apunto en sitios pendientes donde hacerlo! jajaja

Anónimo dijo...

escaleras, cuartos de contadores, portales de casas, piscinas...

mmmm....

Mencía