08 julio 2005

Del petting a la paja

Aún con quince años y habiendo pasado por lo anterior

Creo que fue cerca de la playa el día que nos estábamos enrollando (solo besos con lengua) y metiendo mano de una manera bastante activa y natural. El me tocaba las tetas y yo le acariciaba tímidamente por encima del paquete. Alguna vez nos cabalgábamos con ropa, pero no había frotamientos cárnicos.

Aquel día yo llevaba un mono ancho vaquero de tirantes y debajo un top blanco que dejaba ver mi cintura por los costados. J.A. me acariciaba la cintura, cosa que me volvía bastante loca y bajaba de vez en cuando a tocarme la cinturilla de la braguita. Hasta aquí me parecía todo estupendo, como no follábamos, nos poníamos bastante cachondos metiéndonos mano. Pero ese día, el tío se le ocurrió llevar la mano más allá. Me metió la mano en el coñito y me puso todos los pelos de punta. Me asusté, pero me hice la dura. Realmente aquello no me apetecía, pero no lo quería rechazar bruscamente, porque me gustaba mucho, así que le quité la mano con cuidado y le dije: “yo también quiero jugar”, mientras llevaba mi mano a la cremallera de su bragueta y le desabrochaba.

Debajo del calzoncillo, salió la polla, recuerdo que bastante tiesa. Yo pensaba que todas las pollas eran así, SIEMPRE. (Luego descubrí que no). El caso es que yo no sabía muy bien qué hacer con aquel juguete. Me sonaba, de leerlo en las revistas, que había que hacer algo de subir y bajar, pero no sabía muy bien como iba el tema, así que la agarré con la mano (con seguridad como si hubiese cogido cienes de ellas) y la acaricié simplemente por encima, muy suave, sin apretar, vamos, como quien acaricia un antebrazo o algo así. Aunque me fijé que la piel se movía por encima de lo que había “dentro” duro. No lo debía estar haciendo muy bien, porque él me sugirió que la cogiera con más fuerza y le diera más rápido. (Esto lo deberían enseñar en las escuelas!!)

Le estuve dando bastante rato, estaba muy concentrada en lo que hacía, como si estuviera haciendo punto de cruz o algo así. Aunque él me siguió metiendo mano, yo seguía concentradísima en el experimento de mi primera paja, a ver cómo terminaba todo aquello. Seguí dándole, dándole y él ponía una cara de placer muy agradable, me quedé mirando su cara mientras se la meneaba. Había cerrado los ojos y entreabría un poco la boca, se mordía el labio de abajo, gemía, me arañaba, me apretaba…

Y al final, se corrió y yo paré de darle.

Me manchó la camiseta, le manché el pantalón. Pero no nos importó. Nos lo habíamos pasado de cine. Para mí había significado pasar otra pantalla en el juego del despertar sexual. Para él su primera paja de chica.

Y repito: Si hubiera sabido entonces lo que sé ahora… otro gallo me hubiera cantado.

13 comentarios:

Ovary Punch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

¿Y la primera cubana?
¿Nos la contarás?

Principe de la Lujuria dijo...

Excitante recuerdo de la primera paja. Y lo más curioso es lo pco que importa el ponerte perdido. La cara de incredulidad y el pensar que una chica te la ha machacado hasta el final hace que en seguida vuelvas a querer más... mucho más.

Besos Húmedos

Jorge dijo...

Pues sí, Ceci
Esto lo deberían enseñar en las escuelas!!

pero no hay que trabajar en la exploración. Que podría ser mas gozoso, sin duda, pero a nadie la ha importado facilitar información pertinente.
jeje
;0)
____

Aquí conociendo sus agradables Salidas!!

besos a la comunidad
Jorge

Erotismo dijo...

Es curioso cómo vosotras soléis ser mucho más efectivas con las primeras "pajas" que nosotros con los primeros "dedos"...esos primeros días era tan difícil acertar!

gemmita dijo...

yo recuerdo que dando mi primera paja al chavalote me aburrí como una ostra y me pillé una mala leche. la muñeca ya me dolía, se me iba a descuajeringar, y el chaval que na..que mucha cara de pasión pero que no llegaba. Desde luego..lo de las pajas a mi me seduce a medias..no sé..hay otras prácticas con las que aciertas a la primera!jejeje

Ovary Punch dijo...

Woah woah woah... let's get one thing straight... I just want to molesta the breastas every now and then, and if you can't deliver, then why'd you start a delivery service, hmm?

Milson dijo...

MMMMM mami, those titties are muy caliente. Mi chorrizo is so grande. You can taste if would like.

Iván Payá dijo...

No tengo palabras...

Y ahora, si me permitís, me voy al baño a hacer unas cosas.

Besos!!

P.S.- Anda, anda, que te han salido un par de pajilleros con acné con más testosterona que Michael Knight... Alucinante el que en el perfil se describe como "The Man"... Angelicos... Jejeje...

agua dijo...

Eh, que el petting incluye pajas y esas cosas.
Me ha gustado bastante, yo tuve una novia muy pajera, y quería que la pajease también, pero de follar nada.
Crizti y Luces, me encantan vuestras fotos, tenéis buena maestra ;-)
A ver cuando hacemos un cuarteto... Que yo me vendo los ojos y me dejo.

el_mas_turbador dijo...

A todos nos gustaria volver al pasado con los conocimientos que tenemos ahora. ¡Sería genial!

porlacara dijo...

Curioso blog erotico el que habéis montado aquí, ha sido todo un descubrimiento. Un saludo.

Angel dijo...

Me has, me han hecho evocar sonriendo a mi propia adolescencia.