28 junio 2005

:| Salidas de Emergencia |:

:| Salidas de Emergencia |:La cita (entre Laceci y Luces)

Habíamos quedado en un bar de copas céntrico, no en uno de ambiente. Las dos somos heterosexuales y ésta iba a ser nuestra primera vez, así al menos lo habíamos acordado por el messenger. Quizá demasiado cerebrales ambas controlamos todas las posibilidades, teníamos salidas por si no nos gustábamos, por si nos arrepentíamos o nos daba corte al final.
Ella estaba ya sentada en una de las mesas del fondo, frente a la barra, y yo fui bajando con cuidado los escalones de la entrada. Como llevaba tacones y la iluminación era mala tuve que bajar la cabeza; me gustó el movimiento de mi falda de gasa sobre las rodillas y las piernas lustrosas, depiladas, con un precioso brillo dorado del sol. Eso me dio confianza, así que paré un momento me quedé de pie para que pudiera mirarme entera y le sonreí con calma, segura de mí misma.
Nos dimos un par de besos en la cara y nos quedamos calladas, observándonos en silencio. No está nada mal esta chica con su 100 D de talla de sujetador, parece que las tiene bien puestas y eso que son grandes. Pero no pude ver el resto así que tomé la iniciativa y le dije:
- ¿Llevas ropa interior?-
Pareció titubear en ese momento; su desconcierto me resultó encantador y pensé que ya era mía. Contestó tímidamente que sí, que llevaba unas tangas.
- Pues ya puedes ir al baño y quitártelas. Luego vuelves.
Obediente como una criatura se levantó y mientras caminaba pude observar el movimiento ondulante de su precioso culo, su cintura breve, entallada por una falda demasiado estrecha, igual eso se convertía en un inconveniente.
Cuando volvió estaba más colorada, quizá un poco agitada. No habíamos hablado pero esos síntomas la delataban: yo le había gustado y se excitaba con mi juego.
- Voy a pedir bebidas para las dos a la barra, siéntate ahí en frente, y cuando vuelva ábreme las piernas que yo compruebe desde lejos si es cierto que no llevas la tanga.
No contestó, apenas un murmullo fue su voz, pero me dio la impresión de que asentía. Cada vez estaba más colorada.
Al volverme con las dos copas en la mano tuve que hacer un ejercicio de autocontrol porque ella se había subido la falda hasta las caderas y separando los muslos me mostraba entero un coñito depilado y pequeño. Fue un golpe fuerte a mi deseo, me mojé tanto que algunas gotas empezaron a deslizarse por el interior de los muslos, sin nada que las retuviera porque yo sí vine con la precaución de no llevar braguitas, ni sujetador... lo cual delataba que se me habían puesto las tetas “plin”.
Había un tío junto a la barra que no había perdido detalle de la escena y se vino raudo donde estábamos para proponernos cualquier cosa por estar con las dos. Entonces yo la tomé del brazo y le dije que nos fuéramos al baño para quitarnos de encima a ese pelma. Me siguió mansita como una cordera, temblando un poco. Nos metimos en el baño y cerramos con pestillo. Y allí la obediente, la sumisa, sin mediar palabra se me abrazó y empezó a comerme la boca con verdadera desesperación. Me mordía los labios y me chupaba la lengua atrayéndola dentro de su boca con una succión brutal, y sus manos se habían metido por debajo de mi top presionando mi carne, pellizcando mi espalda, rebuscando mis pechos. Apenas me pude separar cuando la ví con los ojos turbios y gimiendo de deseo...parecía una pantera a punto de atacar.

(continuará mañana sin falta)

8 comentarios:

Luces dijo...

La autora soy yo Luces
perdonad lo mal que lo he subido, pero tengo prisa y no me suelo mover con blogspot.
En fin, ya se sabe lo cutre que soy para la técnica.
Espero que os guste, prometo acabarlo mañana...con más morbo.

besitos en las comisuras ;)

laceci dijo...

¿Me crerás si te digo que estoy llorando de la risa? jajajaja
me parto...lo de la corderita me ha llegado al alma...jajajaja..qué cabrona...

Miguel A. dijo...

Uhhhhhhhhhhh.
Yo creo que era el tipo se acercó a intentar el ligoteo, pero no, no era yo, si lo hubiera sido me habría tirado de cabeza debajo de la mesa.
Fantástica historia Lu.
Laceci dice que se rie, pero se quedó sin bragas, jajajaja.
Y ya veremos qué pierde en la proxima entrega.

Principe de la Lujuria dijo...

Arrrrrrrrrrrrrgggggggggggggggg quiero la siguiente entrega!!!!! Digno del mejor serial porno. Vaya, si me he empalmado y todo!!!!

A cambio, en un rato tienes contada mi experiencia. Lo que tardo en escribirla y subirla

Besos Húmedos

Luces dijo...

laceci no te rías que es peor, jajajjajaja
Miguel, en fin ya sabía que te ibasa identificar.
Príncipe, un honor.

Luces dijo...

me llega este comentario y como es muy interesante lo publico, además de estar muy bie escrito:
" ... ...escribes como si el ejercicio de auto.intimarte llevara la Penitencia por saber que te queda excesivamente bello ..., como si te sancionaras porque te sabes merecedora de un acabado que, alguien torpe, puede interpretar como efectista ... Y entonces realizas bucles en los que los elementos descriptivos sitúan el argumento en una antesala de la sutil, dulce, sacrosanta curiosidad de los sentidos ... Y es el momento en que ahora lees estas líneas de este inesperado mail y quisieras preguntarte de dónde le ha salido el muñón cerebral a este cabronazo que quizá incluso hasta te arranca esa sonrisa que lleva aroma a yerba de Intenso Pasado Sur. Es justo, ahora, sí, en esa décima, cuando reciclas en las neuronas las siglas .. IPS .... un Intenso Pasado Sur ... una concatenación de tres palabras que con el tintineo de hielos circundantes, saborean con calculada malicia la Penitencia de una Sotana de palabras inesperadas ..."

Principe de la Lujuria dijo...

Lo prometiddo es deuda: Subida. A ver qué tal.

criztina dijo...

uyyy, no me veo a Laceci en el papel de sumisa.... más bien de tigresa... y lo de ruborizarse.... ufffff. Pero muy bueno! :-)