30 enero 2007

La Diosa

Si esbelta figura de Diosa resaltaba en la habitación.
El se acercaba, posicionándose frente a ella, y le daba un dulce beso en la boca, iniciando así, el acercamiento entre ambos y comienzo del baile sexual.

Yo, sentada en el sofá, observaba la jugada, tranquila, maquinando y manipulando cada movimiento que el y ella hacían.

Las manos comenzaron a perderse por entre ambos cuerpos, las cuatro manos buscaban las zonas más apetecibles de cada cuerpo contrario, con fuerza, con ansia, con deseo. Se acariciaban intensamente.
Las ropas volaron en un literal abrir y cerrar de ojos, y el enorme pene erecto y excitado chocaba contra el cuerpo fibroso de ella.
Se acariciaban, se masturbaban mutuamente, hasta que el la folló una y otra vez, mientras ella gemía y se movía rítmicamente.
Las contorsiones de ambos eran perfectas y estimulantes, y las posiciones folladoras parecían no acabar nunca.

Mi cabeza jugaba y planeaba la siguiente posición, sin inmutarse, disfrutando del placer que ambos debían estar sintiendo.

Abrí los ojos y le miré. Estaba solo y guapísimo. Me levanté del sofá, me acerqué a el e hice que me follara, sintendo su fuerza y su polla embistiéndome en lo más profundo de mí.

¿Nadie ha fantaseado como su chico se follaba a esa chica que sabes que tanto le gusta?

No creo que, en esta ocasión, quiera que la fantasía se convierta en realidad, pero, me pregunto, ¿estoy en las últimas? ;-)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cris! Que bueno leerte de nuevo!

Sigue deleitándonos con esas historias...me ponen mucho.

Tu también eres viciosa?

Besos para las dos.

Anónimo dijo...

Como fantasía está bien... pero no sé no sé... yo posiblemente sea demasiado celosa como para penar en ello...

Chico Dove dijo...

se te echaba de menos crizti

Mikel dijo...

Porque esa situación siempre la imaginamos, la pensamos, la sugerimos como mera fantasia.
Hay que demitificar el sexo, el sexo es sexo con o sin amor, y como tal placer.
Y que mayor placer que experimentar, observar, y sobre todo compartir el goce y el deleite de quien amamos.
Saludos irreverentes.

monocamy dijo...

Jajjajajajajajaa me encantó eso de las "posiciones folladoras" jajajajajaja qué linda la Crizti, por dios.

Jajajajajjjaja :DDD

Te dejaría que me hicieras una felación, en agradecimiento por haberme hecho reír tanto, fíjate lo que te digo xDDDDDDD

Y bueno ¡la ropa volando en un literal abrir y cerrar de ojos! dios.... ¿qué... qué onomatopeya ponemos para eso, madre mía?

fssssshiummm!!!!

Como sea una blusa de esas que hay que lavar en un programa delicado se va a hacer trizas, yo sólo digo eso. xD

Esa fantasía es muy rica, pero sólo la recomiendo si existe una madurez crítica (crítica no, vaya, se requiere bastante, pero nos entendemos...).

Puede ocurrir que el chico, centrado en hacerlo bien y complacer visualmente a su pareja con un espectáculo excitante, deje en ella la sensación de que no es atendida, "que está de más", sobre todo la primera o primeras veces, cuando todo es nuevo y confuso.

Por eso es importante dejar claro, antes de llevarlo a cabo, que ambos están de acuerdo y que no se reprocharán errores cometidos, sino que se tendrán en cuenta para subsanarlos una posible segunda vez.

:)

Besitos muchos, gamberra. :**

Humbert dijo...

suele ser más recurrente en los hombres, pero no creo que estes en las últimas.

un placer

Susana dijo...

Eres boba, nada más.