26 octubre 2006

Con la polla en la boca

El Mauri nos echaba la bronca ayer por estar todo el día hablando de sexo, decía que no era tan importante el sexo en la vida, que ocupa un porcentaje de tiempo realmente bajo en toda nuestra existencia y por lo tanto no es relevante como para ocupar el 80% de nuestras conversaciones.

Sin meterme en teorías freudianas - de las cuales no tengo ni puta idea - lo que tengo claro es que el mundo lo mueve el sexo, empezando porque para que esto siga adelante, hay que follar para reproducrse...

El 90% de cosas que salen en la tele y que vemos en la calle tienen que ver con el sexo. Nos arreglamos para estar guapos, para gustar más. Compramos las cosas que "molan", porque nos hace sentirnos mejor y ser más atractivos hacia los demás. No nos damos cuenta de que ese es nuestro "cortejo nupcial" semejante al que hacen los pavos reales cuando muestran sus encantos a las pavas para triscárselas y perpetuar su especie.

El mundo lo mueve el sexo -no el coito- sino todo lo que hacemos para crecernos y ser mejores en todos los aspectos, necesitamos competir en la vida y el sexo es una de nuestras herramientas básicas, al final es nuestra forma de selección natural.

Ni siquiera te puedes ir de safari sin acabar encontrando un souvenir relacionado con el sexo, ¿verdad Mauri?. Precioso elefantito me trajiste de Africa...

Que te guste el sexo y disfrutar abiertamente de tu cuerpo no quiere decir que acabes "padeciendo" todo tipo de desviaciones sexuales. Tenemos la suerte de poder decidir qué es "normal" para nosotros. Para algunos lo será sólo follar vaginalmente, el sexo oral puede ser considerado una desviación, así como el sexo anal, así como la homosexualidad, así como las orgías... Y que te gusten o practiques alguna de esas cosas, no quiere decir que acabes comiendo mierda o follándote una oveja.

Y que te quiten lo bailao...

PS: Lamento la paja mental.

5 comentarios:

TERESA dijo...

A mi me dicen que como puedo contar y escribir tantas cosas en mi blog,que si no me doy cuenta que todo esta relacionado o encaminado al sexo...¡¡siempre estas pensando en lo mismo!!...me dicen...

Anónimo dijo...

¿Donde está el límite? Por qué follarse a una oveja es desviación y la penetración anal no?

sernoser dijo...

Algo de paja mental, si lo es...

Pero teniendo en cuenta, que se calculan unos 5 millones de estimulos sexuales, percibidos durante una jornada (para un habitante de ciudad)... no parece tanta paja...

El sexo mueve el mundo, eso si...

Susana dijo...

Jo, tía.

Mpc dijo...

El título del post prometía.