25 junio 2006

Lo que no pasó...

Me preguntó por messenger qué había sido lo más fuerte que recordaba de nuestros encuentros.

Lo más fuerte no ocurrió, fue lo que pasó en las ocasiones furtivas, en las zonas oscuras, en los rincones de encuentros ocultos que paraban el tiempo haciendo que los demás nos echaran de menos.

Te pregunté si follando con ella le ponías mi rostro como pasaba en mi cama.

Paramos a tiempo. Para no cometer errores y dejarlo en un buen recuerdo.

¿Hemos apagado el fuego?

4 comentarios:

monocamy dijo...

¿Qué fuego? ¿el fuego de la pasión o el fuego del riesgo?

El de la pasión, lo dudo. Ése o se apaga solo, por el mismo uso, o permanecen rescoldos.

El del riesgo, veremos. Depende de lo discretos que hayáis sido (cuántas veces ocurre que nos ve quien no contábamos que nos viera...).

:O

criztina dijo...

El fuego se va apagando.
Porque el poner distancia todo lo enfría.

willardcabalgadenuevo dijo...

Discrepo, puede el fuego arder más fuerte a pesar de la distancia...

En el fondo de mi aparatosa apariencia
se esconde un apasionado...

!FUEGO, LLAMARADAS! !POWER"

Anónimo dijo...

para nada