17 junio 2006

Hacer el amor o follar

Querido Grou ... realmente eso de sentir algo por la persona que te estás follando no es tan importante como nos lo pintan siempre... lo que le da valor, es la confianza que suele llevar asociada: para pedir cosas que te apetecen, para gemir sin verguenza, para que te den arrebatos de deseo que no tengas que explicar después, para hacer cosas que sabes que la otra persona desea y que le encantan, para sincronizar los movimientos, para cambiar de postura sin demasiada "burocracia", para saber dónde están sus puntos más calientes, para poder equivocarte al poner el condón y partirte de risa, para tirarte un pedo y no sentirte fatal ni pensar qué pensará el otro, para decir que no te apetece sin comeduras de tarro, para poder dejarlo a medias sin causarle un trauma....

Vamos, yo cuando me lo estoy follando, no pienso lo mucho que lo quiero, pienso en lo bien que nos lo estamos pasando...

No confundamos el cariño con la confianza!!

¿O no?

13 comentarios:

monocamy dijo...

Evidentemente, estoy de acuerdo con todo excepto con lo del pedo. Jamás lo haré delante de la mujer a la que traigo flores (de hecho, delante de nadie).

No confundamos confianza con ordinariez.

:D

P.D.
conocí a una pareja que deponían al unísono (porque recuerdo que nos lo habían contado), sentándose en la taza uno justo delante del otro (uno se sentaba, abría las piernas y se sentaba la otra, como si fueran en moto, conduciendo ella).

Me parece perfecto que les resulte precioso. Pero es mi estilo xDD

monocamy dijo...

Perdón. Pero NO es mi estilo, quise decir.

G dijo...

yo por eso habia dicho alguna vez, no es lo mismo hacer el amor que tener sexo o acaso si es lo mismo lo que pasa es que no sabemos hacer la diferencia, y hay de confianzas a confianzas yo no podria hacer ninguna cuestion como lo del pedo y esas cosillas.

laceci dijo...

Muy bien, que alguien me diga (si existe...jé) el truco para aguantarse los pedos vaginales (por cierto, suenan igual que los "culares"...)

willardcabalgadenuevo dijo...

Tirarse pedos es sano, lo mismo que eructar, defecar, eyacular, lo de los pedos vaginales es morboso de cojones y además no apestan como los otros, me gusta que las tías se despreocupen por éste tipo de cosas, que gocen sin agobiarse por si van depiladas o poco limpias.

Bueno, es que yo soy un guarro, soy más primitivo que la mayoría.

lineasdesordenadas dijo...

Ceci tienes toda la razón, lo importante es la confianza, hay parejas que se pueden querer mucho pero a la hora de la verdad son puritanos de cojones y se impiden disfrutar...

Groutxo dijo...

Confianza... bonita palabra. Personalmente no me corto en hacer nada cuando estoy follando con una mujer. Si me apetece algo, lo hago... otra cosa es que a mi partenair lo le guste/apetezca/trague con mi deseo; en ese caso, lo dejo y punto.

Yo me refiero en mi post a las sensaciones de cariño (otra bonita palabra). Sentir que quieres hacer gozar a la otra persona... algo que normalmente me la suda, aunque lo consiga siempre, claro.

Via rectal??? ufff... de pensarlo se me cierra el asterisco.

un beso en el escote.

Groutxo dijo...

Ah, hay posturas que causan pedetes vaginales siempre y otras que nunca... ya te las contaré...(aunque probablemente tu ya lo sabes)

Luces dijo...

no se puede estar más de acuerdo en todo.

Y me ha encantado esa elegancia escatológica de monocamy.

Aunque a la confianza también se le puede añadir el morbo, que a veces suele servir para encender más y pasar un poco de esa necesidad de confianza.

maps dijo...

Coincido plenamento con Ceci. Lo has expresado con ina claridad perfecta.

Podría estar todo el día haciendo el amor con mi pareja, pero lamentablemente no puedo estar todo el día follando con ella.

Peggy dijo...

Pues si, confianza y comunicacion , que en realidad es un misterio , eso de la quimica comunicativa ....kisses

viveydv dijo...

Hola. ¿Esa confianza no suele venir con el amor? Aún estoy aprendiendo :-(

JOHNNY INGLE dijo...

Bueno, por casualidad yo esta semana he desarrollado una "tesis" sobre el follar y hacer el amor.

Según mi planteamiento, el hacer el amor pasó de moda, quiero decir, es una cuestión de palabras, y ahora se puso de moda llamarlo follar: claro que las palabras nunca son inocentes, y por ello implican matices: por ejemplo, hacer el amor se hace en la postura del misionero, con besitos y demás, mientras que follar se hace a cuatro patas y a los cuatro vientos (y no lo digo por los pedos).
En fin, ahí está..
Yo creo que en cierta forma el amor anula el deseo, quiero decir, enamorarse profundamente produce una bobería descoumunal que tiene que disiparse un poco para poder comenzar a pensar en términos de deseo.