27 abril 2006

CONSULTORIO: La elipse y la futura

Chicas, nos mandan esta historia a ver qué nos parece...

Subo en el ascensor hasta el segundo piso, voy muy alterado y excitado a la vez porque aun no se que me pueda encontrar. Cuando hable con La Futura el otro día y entre la seriedad y la risa, salio al tema de conversación los tríos sexuales de dos mujeres y un hombre, últimamente habían invadido mis pensamientos... me pregunto si me atrevería a jugar algo con mucho morbo dispuesto a lo que fuera, que si me dejaría llevar, y yo... pues extrañado en que lo tomara con tanta calma, le dije que si que por supuesto... y quedo en promesa de que algún día me iba a dar una sorpresa.

Me había levantado ese mañana con la esperanza de que fuera un día muy especial, en el transcursos de mis horas laborales había recibido una llamada de La Futura, muy sospechosa me pidió que fuera a verla para estar juntos, me dijo:
-Te estoy esperando en la habitación 2**-
Estaba ansioso por verla, salgo de mi trabajo rumbo al hotel, cuando llego a estacionarme vengo muy nervioso casi no podía manejar, había esperado mucho tiempo en poder estar con La Futura, de hecho no supe como llegue hasta la habitación hasta el momento en que estaba en la puerta, toco a la puerta, una voz femenina me contesta.

Al abrirse la puerta hay una oscuridad casi total que solo me deja ver a la Futura, la saludo con un beso profundo, me coge de la mano y me hace pasar adentro de la habitación, me indica que vaya el baño y que esperes allí, cuestión que se me hizo raro porque cuando nos veiamos no tardábamos mucho en fusionarnos en actos carnales, que me tenia un regalo muy especial y que aun no había llegado, en ese momento me dirijo al baño y me quedo de pie en la puerta frente al espejo, me he percatado que hay un jacuzzi hay mucha velas, y entre la cama y el jacuzzi hay muchas flores, me invaden muchas preguntas.

Antes de cerrar la puerta me pide que me desnude, que lo único que debo conservar es el bóxer, cierro la puerta y empiezo a desvestirme pero siento como se me pone la carne de gallina (la sorpresa no se que es... la excitación crece, ¿será? No creo.) Después de dejar la ultima prenda que traigo encima del lavabo del baño, oigo algunos movimientos pero no oigo ninguna voz, me empiezo a asustar, aviso que estoy listo, me pide La Futura que salga pero con los ojos cerrados (¿Que esta sucediendo?), trato de abrir la puerta y en eso recibo una mano que me toma y lentamente me desplaza, no oigo murmullos, al fondo oigo una película erótica (oigo los gemidos y la música), solo pasos sordos sobre la alfombra y movimientos en lo que supongo que es la cama,

La Futura me pide que tome asiento pero que aun no abra los ojos, sigo en silencio con algunos diálogos de la película, La Futura en ese momento me pide que abra los ojos, parpadeo muy seguido porque mis ojos no se acostumbran, al momento de recibir un poco de luz veo la silueta de dos mujeres en la cama recostadas, es La Futura y una amiga (que sorpresa... pero de ahora en adelante le llamaremos a la amiga como La Elipse).

Me piden en ese momento entre las dos que me relaje y que disfrute el show, yo solo me recuesto en el sillón para poder ver con calma, y sobre todo disfrutar mucho y no apresurarme (sobre todo porque me encuentro ya muy cachondo, y aterrorizado porque me invade un miedo de no saber que hacer), me explican algunos de los artilugios que han traído consigo.

Veo como lentamente, pasa la mano en el rostro de la Futura en la de la Elipse, siento el calor que me invade, veo como se tocan y besan entre si .

La Futura una mujer esbelta de tez morena con una cara angelical que cuando miro a sus ojos me pierdo un cuerpo realmente exquisito, llevaba un corsé negro que transparentaba y que marcaba perfectamente sus formas rotundas: marcaba los pezones y ese culo perfecto (parado, redondo y bien duro... tipo corazón). En fin... con liguero y medias color negro, tanga negra de encaje, su pelo suelto como siempre me gustaba verla, en ese momento me pareció estar viendo un ángel con colita de demonio, pero lo que me hacia voltear era en esas tetas que estaban tan bellas, finitas redondas y firmes.

La Elipse una mujer mas de piel blanco tostado con un cuerpo también muy sexy, es de pelo castaño y menos largo, no a la altura de La Futura, traía otro corsé negro muy parecido, también con liguero, en los costados veo que tiene alguna figura pero no distingo bien por falta de luz lo que si reconozco es el color de la piel, resalta mucho la figura de esos pechos tan redondos y muy bonitos, medias color negro un poco mas claras, tanga lisa negra con un culo de forma de durazno.
Las dos usan guantes hasta arriba de los codos, esto se esta convirtiendo en una escena celestial ante mis ojos.

Asi pude comprobar que La Elipse estaba tan buena como yo la había imaginado algún tiempo atrás. Puedo en este momento decir que sus pechos de la Elipse, son del tamaño de La Futura, muy parecidas entre si, se mantenían bien paradas y de buena forma, coronadas por dos pezones finos y levantados, que por la situación que reinaba en ese momento, me parecían muy provocadores y entre las piernas... yo, me adivinaba un lindo y sonrosado sexo... yo lo pensaba (las dos de cuerpos muy bien proporcionados), esto era un ensueño, tenia enfrenta a dos bellas mujeres.

Me sentía ya muy caliente y mi pene intentaba hacerse un espacio para poder estirarse mejor a través del bóxer, veia como se acariciaban y se besaban las tetas, el cuello, las orejas, los labios, se fueron quitando una a la otra lentamente la ropa, yo no podía mas estaba a punto de estallar pero tenia que resistir, tenia que esperar a que ellas me dijeran que podía participar. No puedo explicar todo lo que sentí en ese momento: verlas a las dos así me hizo vibrar, sentí escalofríos, calor, deseos de volar, no puedo explicar, no tengo palabras... Sensacional.

Todo iba bien seguían en las caricias yo en ese momento apague la tele para que los gritos de la película no me distrajeran del gozo de ver a las dos como se acariciaban, como se besaban, como se disfrutaban la una a la otra, en algún momento las dos decidieron tomar los vibradores que habían traído y darse placer la una a la otra. Por algunos instantes decidía pararme para poder resistir la tentación y no lanzarme en ese momento a besarlas, además así podía ver algunas cosas que en ese momento no podía ver por estar sentado.

Cuando volví a tomar asiento decidieron que era hora de entrar al jacuzzi, yo seguía viendo desde afuera, vi que La Elipse volvió a tomar el consolador y empezó a ponerle presión al clítoris de La Futura, después vi que le daba besos a sus labios vaginales, mi calentura iba al exceso, en un momento me dijo La Futura que me desnudase y que entrara con ellas, acepte gustosamente la orden.

Al entrar me puse un poco tímido (aun no sabia que podía realizar, no quería tocar hasta que ellas me dieran oportunidad, estaba paralizado), en algún momento vi una oportunidad y empecé a tocarlas, mis manos iban de una a otra, tocando sus pechos, sus culos, suaves y tan delicadas que sentía arder mi libido dentro de mi, en ese momento La Futura me pidió que la penetrara, me interpuse entre las dos, empecé a sentir las tetas de La Elipse en mi espalda y también sentía como estaba caliente la vagina de La Futura, acariciando a las dos empecé a darme cuenta de detalles sutiles que no había visto antes. La Futura con su vagina totalmente rasurada me hizo excitarme y La Elipse con el vello bien rasurado cuestión que me hizo sentir espasmos, yo con mis dedos buscaba el clítoris, totalmente duro, de La Elipse y seguí penetrando a La Futura que a la vez me acariciaba y se besaba con La Elipse. No se en que momento llego a tal grado la excitación y el clímax que La Futura me aviso que llegaba al orgasmo, decidí terminar junto con La Futura... sentí como el orgasmo era fuerte en su vagina, me apretaba el pene en algo que me hacia sentir especial.
Todo siguió en el ritmo de platicar algo para que no se sintiera un poco incomoda la situación, seguí disfrutando de poder ver dos cuerpos bellos y exquisitos a mi lado, es mas hice una pregunta a La Elipse de que si se había ido a broncear, cosas sin sentido porque en ese momento mi mente no estaba conectada. De hecho La Elipse me dijo: -Mira cuanto te quiero para hacer esto – Yo conteste simplemente: -Claro que lo se- no podía creer lo que estaba sucediendo. Decidimos salir del jacuzzi porque era turno de La Elipse.

Me tire en la cama, boca arriba, totalmente desnudo, con mi pene totalmente empinado apuntando en forma descarada hacia el techo. Ellas se recostaron a cada uno de mis lados, temo decir que a partir de este momento inventare un poco la historia de lo que estaba sintiendo, porque me habían cubierto los ojos. Además, entre las dos me estaban acariciando el pubis, subiendo hasta la punta del pene, La Futura de mi lado izquierdo y La Elipse de mi lado derecho, eso lo recuerdo porque cuando estaba en el placer de recibir el sexo oral yo acariciaba sus vaginas y el saber quien estaba rasurada y quien no me lo hizo mas fácil, el problema fue que mientras estaba recibiendo el oral me dejaba viendo estrellas y no sabia quien lo estaba realizando, me imagino que estaban compartiendo las dos las caricias y besos hacia mi pene. De vez en cuando con aquel ir y venir de bocas, sus lenguas se rozaban... Pero no hacían ningún asco a este contacto. Imagina como estaba yo.

En mi vida había recibido tanto placer en un momento de sincronía femenil. Dos mujeres buenísimas estaban conmigo, chupándome el pene. La Futura metió su cabeza entre las piernas de La Elipse y empezó a lamerle la vagina (esto termino por volarme la tapa de los sesos y disparo mi libido hasta el máximo). Su lengua pasaba por toda la raja, se introducía en el interior y buscaba el clítoris. De vez en cuando lo mordía con los labios. Yo miraba como el mejor espectador en primera fila. Paso de nada a todo. En ese momento La Elipse se sienta y me deja penetrarla, La Elipse de espaldas a mi. Una mano continuaba acariciando el pecho mientras la otra seguía subiendo por el cuello y en ese momento noto como algo acariciaba el pubis de La Elipse, sujeta y acaricia su clítoris, era La Futura tratando de ayudarla, después de un momento mi mano que pellizca uno de los pezones de La Elipse, estaba sediento queriendo mas... Con una de mis manos acariciaba la cara de La Futura y con la otra buscaba las tetas de La Elipse, estaba enloquecido... no sabida donde centrar lo que me estaban haciendo, lo que estaba sintiendo... no veia, no sabia como, pero me estaban llevando al borde del orgasmo pero tenia que resistir, La Futura metió su mano entre el cuerpo de La Elipse y el mío y la fue bajando hasta encontrarse con nuestros sexos y con la mano hacia La Elipse empezó a acariciarle el clítoris mientras mi verga entraba y salía. Al mismo tiempo la besaba mordiéndole los labios.

Me percate que La Elipse se había volteado, sentía como mi pene rozaba toda su vagina, después sentí que La Futura se acerco hacia mi y me acariciaba, en ese momento me retiraron la venda de los ojos y pude ver a La Elipse en todo su esplendor, que bellas tetas, que bonitos pezones procure darle algunos besos en las corolas de los pezones, en eso La Futura y en un solo movimiento abrió la piernas y se puso arriba de mi de espaldas a mi y de frente a La Elipse, yo ya no podía mas tenia que seguir resistiendo para no venirme, porque notaba las contracciones de la vagina de La Elipse. No se en que momento llegamos al orgasmo los tres, las contracciones eran fuertes y los gritos igual, pero fue una gran experiencia.

Tal vez me quede con las ganas y el sabor de disfrutar alguna que otra posición diferente con ellas dos, pero en ese momento nos quedamos solos La Futura y yo.

6 comentarios:

maps dijo...

Guau.......

Es la único que se me ocurre

Click dijo...

A mi me ha molado
Mi pantalon vaquero lo demuestra
He de ir a lavarbe la boca pero creo que esperare unos minutos

Click - y pensar que cuando yo junto a dos tias siempre acabamos.... hablando!!!

laceci dijo...

Muy intensa la historia, claramente la ha escrito un hombre...jejeje

Me gusta la idea de besar mujeres, acariciarlas y lamerles las tetillas, pero lo del cunnilunguus como practicante, se me hace cuesta arriba, como receptora no le hago tantos ascos...

he dicho!

Akvy dijo...

La historia esta ufff... muy buena, e imagino que tanto porque es casi el vivo retrtato que quisiera experimentar con mi futura, de pelicula!!!! pero de las mejores, sin duda alguna que con una mujer asi pa' que buscar problemas

Anónimo dijo...

Bueno laceci te voy a comentar algo que no se deberia, pero agraciadamente conozco al autor de este escrito y no es un hombre, no para nada es una mujer lo que pasa es que es un poco timida y no quiere que nadie se entere de como lo penso.

Anónimo dijo...

como receptora no le hago tantos ascos..."


es bueno saberlo....
porque me encantassss!!!!!!!!!!!!!!!