07 marzo 2006

La carne es débil

Hace muchos, muchos años...

Ocurrió eso que sólo pasa en las películas. De repente ese chico con el que había tenido un muy buen rollito sexual, coincide que tiene que llevarme en su moto, que era la única libre...

Habíamos estado bebiendo un poquito pero controlando. Llegamos con las motos a un semáforo que se pone rojo al llegar nosotros, que éramos los últimos. Nosotros dos nos quedamos en el semáforo. El se gira y me pregunta qué tal estoy y me da un morreo. Yo respondo y le devuelvo el morreo, no le rechazo. (primer error).

A continuación llegamos a la zona de baretos donde habíamos quedado, seguimos bebiendo (segundo error) y al rato me propone ir a dar una vuelta. Acepto (tercer error).

Nos vamos con la motillo (un vespino churrutero) a un descampao, se sienta frente a mí en el asiento y nos empezamos a enrollar. Me besa, me mete mano, me sienta sobre él y lo noto completamente empalmado. Hacemos petting y me encanta, me aprieta fuertemente contra él, me pone a cien. Le saco la polla y le hago una paja, me encanta que me gima en la boca, me calienta más aún mientras él me toca la entrepierna. Se corre en mi mano y nos seguimos besando. Volvemos con los colegas.

En ese momento no pensé en mi novio de entonces que estaba a 400 kilómetros de distancia y al que quería un poquito. Después me sentí mal, fatal, por haber aceptado y consentido esa sucesión de errores. Cuando volví, se lo confesé, no sé vivir con mentiras. Eso sembró un campo de desconfianza, celos y recelos del que jamás nos recuperamos. Esa relación acabó muriendo.

De los errores se aprende. La carne es muy débil y esos errores se pagan muy caros. Es difícil controlar los impulsos y el deseo, lo mejor es evitar las tentaciones.

Perdooona a tu pueeebloooo perdónale señooooor...

8 comentarios:

monocamy dijo...

Ni tú te lo creíste.

Te espero desnudo y atado en el km 15 de la carretera a Colmenar Viejo (motel "TAMO A LO QUE TAMO", habitación 23, 01:00 horas).

Yo pongo los condones y las patatas fritas :PP

Anaïs dijo...

Sí, a buenas horas nos ponemos a evitar las tentaciones.
Que vengan tentaciones, hija, que vengan.
Un beso

mazamarroque dijo...

¿un ataque de nostalgia?

laceci dijo...

Nostalgia es cuando lo recuerdas con cariño?

celemin dijo...

No hay mucho mas que decir...

Salvo que siempre hay que usar protecciones, casco...

Click dijo...

Menos mal que has madurado y ahora solo montas con tu costillo y con casco como minimo.... ahhh, no que el tema era lo de la infidelidad, pues si, hay cosas que quizas no se deberian de hacer, pero en ese momento las haces y luego solo toca tener la cabaza bien alta y asumir las posibles consecuencias de los actos,

Click - yo he sido fiel e infiel y me quedo con ....... piiiiiiiiiiiiiiii

mazamarroque dijo...

Claro

Anónimo dijo...

A mí me ha pasado algo similar hace poco. Yo era el que estaba a 400 km y cuando volví, me encontré a ella diciendo que me dejaba, y luego, que además, se había liado con un tío...

Lo cuentas sin demasiado sentimiento de culpa. Espero que no te pase nunca a ti, porque sólo así serías capaz de entender lo mucho que jode. A mí me está matando...