06 febrero 2006

Y yo qué sé....

No sé a qué estaba jugando. Es fácil y cobarde echarle la culpa al alcohol y explicarte que como iba medio piripi, no me dí cuenta de que te estaba comiendo la oreja cuando te hablaba, metiéndote la lengua hasta el fondo. Creí que no lo recordaba, pero sí lo recuerdo. Es más fácil decirte que lo olvidé y que seguro que te lo estás inventando que buscarle una razón lógica.

Lo de lamerte el cuello tampoco fué a propósito. Sería tu perfume o serías tú mismo que me atraías de alguna manera. En serio, lo del cuello no lo recuerdo, pero si lo hice es porque lo deseaba en ese momento. A veces me cuesta controlar mis deseos más allá de la lógica.

Me acuerdo de hablar contigo y acercarte por la cinturilla del pantalón, recuerdo tocar tu espalda y acariciarla con el pulgar mientras te hablaba. Seguramente era porque había mucho ruido, o quizá fue para rozarte. No sé.

Me gustó bailar contigo, hasta casi fundir nuestros cuerpos. No recuerdo la canción pero era de esas latinas que te obligan a juntar los sexos y moverlos frenéticamente.

No sé, no me preguntes porqué lo hacía. Sabía que no íbamos a ninguna parte y no quería calentarte, échale la culpa a mi subconsciente salidillo y al dios baco que siempre me acaba engañando.

Quién sabe, quizá en otra vida o en otra ocasión...

No sé, no le busques motivos.

7 comentarios:

Click dijo...

Hay veces que el alcohol SI juega malas pasadas y otras pues.... son otras, que se le va a hacer.

Click - ¿te noto culpable?

PJ dijo...

Calentar pa ná, es tontería... ¿no?.

Que malas sois. Pero ya estamos aprendiendo. Empieza a abundar también el calienta-coños. ¡Por fin!.

menina dijo...

Simplemente os apetecía.
Un beso

Luces dijo...

míra que te gusta ponerlos/ponernos cachondos

Principe de la Lujuria dijo...

Ufff... menos mal que no era yo... no te habías escapado, ni con post ni sin post ;-)

Besos Húmedos

laceci dijo...

Tuvo suerte que no le metí mano!!! al fin y al cabo los lametones son tonterías cariñosas que no van a ninguna parte. Seguramente fue pq el chaval me cayó bien ;)

Yo calientapollas más bien poquito, si hay que ir, se va, pero ir para nada...es tontería!

PJ dijo...

Lametones son tonterías cariñosas?????, sabes que no es así. El cimbel se nos pone tieso y los huevos duelen, tanto o más que cualquiera de las reglas más asesinas.

Punto negativo "pa la Ceci"... que decepción...sniffff...

Jejej :-P