27 enero 2006

Jóvenes y grandes corridas

Bailábamos en aquel garito. Mi amiga y yo nos reíamos y disfrutábamos de la buena música. De repente, noté el codo de mi amiga en mi costado, y, sus ojos desorbitados me señalaban la escalera.
Un morenazo de cine bajaba por ellas directo a la pista. Sus ojos encontraron los míos, y siguió paseando por el garito.
Mi amiga y yo nos reimos, conscientes de lo bueno que estaba y sabiendo que con el buitrerío que había por el local, no catábamos algo tan rico.
A los 5 minutos, noté como alguien se colocaba detrás mío, y ví la cara de mi amiga de impacto. Un susurro se coloca en mi oído, mientras una mano retira mi pelo para que los labios rocen sensualmente la oreja.
Me estremezco, me vuelvo y veo al morenazo de cine delante mío.
Sin poder ni querer evitar, mis bragas se empapan sólo con el hecho de que se hubiera acercado a mi. Porque sabía, que con la entrada que me había hecho, significaba que follaríamos sin dudarlo.
Depués de tres frases cordiales, no más, me coge de la cintura, y yo me dejo. Le deseo, es guapo, fuerte, atractivo, está buenísimo. No puedo pedir nada más para esa noche. Dirigiendo mis pasos, me acerca a un rincón, y me besa. Primero la boca, luego la mejilla, y luego el cuello. Su mano, puesta en la cintura, sube lentamente hasta llegar a la base del pecho, rozando apenas con sus dedos mis tetas y tapando con su cuerpo el mío evitando miradas envidiosas.

Aquella noche, no pasó de ahí. Besos, caricias discretas en el garito, humedades no saciadas.... y el intercambio de números de teléfono.
Al día siguiente me llamó, y quedamos. Era evidente que lo único que queríamos era sexo. No anduvimos con tonterías, con protocolos, con engatusamientos, cuando ambos olíamos a sexo y rebosábamos deseo.
Fuimos a su casa, y tras una música de fondo, el sofá nos sirvió de preámbulo. Comencé a acariciarle, tenía un cuerpo perfecto, duro como una piedra, unos pectorales bien formados, unos brazos fuertes, unos abdominales impecables, y una polla enorme que acompañaba al resto del cuerpo. Mis manos perseguían su cuerpo y registraban cada cuadrícula de su piel, mientras mi sexo se humedecía más y mas y sus manos acariciaban mi clítoris y jugaban con el.
El sentado, y yo encima, coloqué su polla dentro de mi, creí que me atravesaría, y, sin salir de dentro de mí, me llevó hacia la habitación que estaba al lado.
Me tumbó, y, comencé a sentir su polla golpeándo dentro de mí, con ritmo brutal, acelerado, una y otra vez, sin pausas. Estaba muy en forma, y el ritmo lo aguantaba perfecto. Oía sus resoplidos, mientras yo gemía de placer sintiendo sus envestidas y cómo su polla llegaba al final de mi vagina y mi músculo se estiraba. Sus manos comenzaron a acompañar los movimientos de su polla,acariciándo mi clítoris, y no pude aguantar más. Me corrí en una de sus embestidas, mientras el, al oír mi gemido de placer, se corrió también.

Realmente, recuerdo pocos polvos tan sexuales como aquellos, tan impersonales, tan asépticos, tan sin sentimientos, sólo deseo, pero tan ricos, tan excitantes, tan prohibidos. Seguimos follando una temporada más, cada vez que nos apetecía follábamos como poseídos. Inventamos posturas, juegos, y caricias. Grandes corridas. Hermosas corridas.

Hace poco volví a saber de el. Me recordó los buenos polvos. Los masajes recibidos, su gran polla en mi boca. Pero cuando algo lo acabo, no vuelve. Sólo queda el bonito e intenso recuerdo de las grandes y sabrosas folladas, y queda ese rico sabor, y ese rico recuerdo.

9 comentarios:

Art_Alegoría dijo...

Embestidas, Cristina.

Humbert dijo...

grandes corridas, seguro. sin más...y nada menos. cuando los dos lo tienen claro, el sexo se goza con mayor intensidad. y tu nos lo has transmitido perfectamente.

un placer.

p.d. hacía tiempo que no venía por aquí, y me gusta como os quedo la casa.

Claudio dijo...

... y "me coge", Cristina.

PJ dijo...

Al grano, ¿eh?...eso está bien. Se te olvidó ponerle el condón....jeje.

Vaya petadoras que hay por ahí.

Bsos.
pj

Doggy dijo...

Ja ja ja... Y anduvimos, Cristina.

criztina dijo...

jajaja, debo cuidar un poco mas la ortografia!!
;-)

sera que estoy pensando en otras cosas....
thanks a lot!

criztina dijo...

PJ: no, no se nos olvido poner el condon....no se puso. se corrio fuera.

si, no es lo mas prudente...pero... de vez en cuando se hacen tonterias...

PJ dijo...

...aisss, si hoy en día lo de quedarte embarazada es lo de menos.., una tontería puede darte el disgusto de tu vida.

¿Jugarías a la ruleta rusa?

celemin dijo...

Pasas demasiado tiempo en la cama...
Soñando :-ppp