23 noviembre 2005

CONSULTORIO: Cambio de rol

Otra consulta más que nos llega. Me gustaría decir que me las invento yo, pero los lectores superan mi imaginación con creces!!

Me encantan vuestros blogs y me gustaría usaros de "conejitas de indias", a ver si me explico. Quiero preguntaros acerca de una de mis fantasías, mejor dicho es "la fantasía" por excelencia. Desde que mi niña comparte cama revuelta conmigo he fantaseado con esto, probablemente vaya a ser un fiasco, con tanta expectación.

Me excita en sobremanera que ella me de una buena follada o que me haga el amor tiernamente, que me bese mientras me lo hace, que me muerda el cuello o me arañe la espalda, pero que haga todo eso mientras ella esta dentro de mi, me volvería loco. Ya, ya se que es algo extraño, decían por ahí que un cambio de rol, ahora bien ¿Quién tiene claro su papel?.

No hemos practicado el sexo anal, a mi me encanta hacerle el amor y a ella tampoco le resulta agradable la idea, pero me da un palo enorme pedirle a ella que me lo haga a mi. Claro que no voy a aparecer en casa con un arnés y un dildo en plan sorpresa!! La estrategia ha sido elaborada y según llega el momento final me entra el canguelis, por eso necesito una opinión (empujón), o varias, mejor aún.

Claro que sabe que me gusta que me toquen el perineo, incluso que me lo estimulen con un vibrador (sabe a gloria), que me aprieten en el culete mientras lo hacemos y la posición lo permite, que me metan un dedito (sobre todo le gusta hacerlo en la ducha), una pajilla mañanera haciendo el trenecito (normalmente viene acompañada por un -hay que ver como estamos- y besitos en el cuello), la penúltima etapa y definitivamente obvia es ponerle el culo en pompa y pedirle que me lo haga (preferiblemente hacerlo en medio de un buen calenton). De momento me tiene bloqueado.

¿Cual será su reacción? ¿Saldrá corriendo? ¿Se morirá de la risa? ¿Me empezara a llamar nenita delante de su madre? o de la mía, eso seria definitivamente peor... Hay posibilidades de que se ponga seria y me diga, -oye macho para mi que tu eres algo mariquita-, esa es la que menos me preocupa, a mi lo que me gusta es que me lo haga ella, con ese cuerpito, sus muslos contra los míos, su pubis contra mis cachetes..

Gracias por leerme, y por cualquier tipo de comentario.. besos!!


AL ataqueeer!!

No es nada anormal lo de tener fantasías de ese tipo, muchos hombres (y muchas mujeres también!!) rechazan el sexo anal porque parece que les quita "hombría". El caso es que se pierden una parte importante del placer masculino (y femenino!!).

Lo de invitarla a que te folle me parece cojonudo, ahora, lo de llegar a casa con un arnés, me parece fuertecillo. Sin conocerla a ella, no sé qué pensará, pero si tiene cierto rechazo, quizá se asuste un poco.

Yo que tú intentaría probar con algo más "light" , por ejemplo cómprate unas bolitas anales, o un rosario de bolas, e introdúcetelas tú mismo sin que ella lo sepa (o si?), cuando estéis en plena acción y si se presta a ello, sugiérele que las manipule (el rosario de bolas suele llevar una anillita al final para moverlo, sacarlo y meterlo), por ejemplo mientras te hace una mamadita de buen rollo. Esto te volverá loco!.

Es difícil llegar a esa zona en otras posturas, pero tú pones el límite.

Que lo disfrutes, ya nos lo contarás!

A ver que te recomiendan las otras "salidas" y los salidos adjuntos :-P

13 comentarios:

DINOBAT dijo...

Hola que tal?, interesante su blog!, estaré pasando a revisar!, saludos,

JD

Luces dijo...

jajajjajjaaajjaja
vaya, qué suerte tiene tu chica.

Cuando de adolescente discutía con mi padre sobre la horrible educación machista que nos daba siempre terminábamos el debate con una sentencia suya dicha de muy mala leche:
- Tu no te vas a quedar contenta hasta que le des por culo a un tío.
Y a mí a quello me ponía negra porque la gente se reía y de una forma muy chusca tiraba por tierra todos mis razonados argumentos.
Pero el caso es que tenía razón...
Creo que me encantaría hacer lo que le pides a tu chica.
No sé, saca el tema, puedes hablarle del famoso asunto de Pedro J. y la fulana y decirle que es algo que te parece divertido, morboso, que es un juego...etc
Así le sondeas.
También está "Belle Epoque" y esa Ariadna Gil vestida de soldado...pues se puede jugar al cambio de papeles.
Bueno, desde aquí mi admiración y decirte que me da envidia de tu chica.

laceci dijo...

Luces Jodía!! Siempre me haces quedar en mis respuestas como una beata hermanita de la caridad (cantando un pueblo es un pueblo es un pueblo eeess)...

La próxima consulta te la mando directamente y te toca contestarla!

(Si no, peco de light y moderada)

Necesitamos mas caña!!

(Te nombro el ama del blog)

Luces dijo...

cucha y se cobra por eso de ser alma????
jajajjja
que no que tú lo haces mu bien y yo sé de sobras que a tu lado sólo soy una ursulina.
;)

Anónimo dijo...

Pues la verdad es que a mi me encanta sentir un dedito en mi culete mientras me la chupan o estoy haciendolo, me pone a mil.

Fmdo: ;)

Anónimo dijo...

Y a vuestros respectivos acompañantes también les pone el dedito en el ojete???

Es pura curiosidad.

Saludos.

Click dijo...

Pues efectivamente no me parece raro. El ano, gracias a dios es una de las cosas que nos iguala a ellas en placer, ya que los dos lo tenemos y los dos lo usamos igual y lo podemos disfrutar igual, y es muy placentero, pero claro no es lo mismo que te la meta un tio (que si no te gustan, como a mi, la sola idea da repulsion) que quien lo haga sea una bella mujer, y eso si es excitante, y añadiria que mas que a 4 patas es bestial estar tumbado de espaldas con las piernas en alto y ver como ella se mete dentro de ti, verle la cara y verle el pecho moviendos.... ufff, una cosa barbara.

Animo y poco a poco trabaja para conseguir tu objetivo y no te rajes en el momento decisivo.

Click - a probar cosas, leche!!!

O.k.,o.k.! dijo...

Con dos parejas más divertidas, uno de sus juegos favoritos era cuando yo les follaba simbólicamente (pelvis contra sus nalgas, todo a base de pajas y frotamientos, empujones , mordiscos y juego de dominación) sinllegar a penetrarles analmente con objetos.

Puede que esto te sirva en parte, es muy refrescante y apenas si notas que no está dentro... Y ya cuando hayáis jugado un par de veces a esto, puede que queráis pasar a otra etapa ;-)

Lalola dijo...

Tu sabrás como es tu chica en el terreno sexual y si puedes llegar a casa con un arnes o no.
Si es una mojigata, cosa que no parece, mejor cambias el arnes por una botellita de cava,( a ser posible valenciano). Ahora si es una mujer abierta de mente y dispuesta a vivir nuevas experiencias le va a encantar, aunque como he leido por aqui arriba siempre puedes ir insinuando el tema antes de llegar a casa con el arnes en la mano.

Suerte Campeón!!!

Rm dijo...

Vete poco a poco que la puedes liar. Como le llegues a casa a tu chica con un arnés, así, en frío, y si nunca habéis toreado en esas plazas... igual le da algo. A lo mejor el proceso normal sería empezar con los dedos y que ella también lo sientiera (no le digas: "Hola, méteme un dedo en el culo". Házaselo a ella y que vea que es, además de placentero, muy excitante. Como le va a gustar -seguro- después ya le puedes decir "¿Sabes? Yo también tengo eso".

Nastagio dijo...

Muchas gracias por los comentarios, parece que no es tan raro.. gracias por la idea del rosario, de Belle Epoque, por la follada virtual,..

No es que sea una "mojigata", pero los pasitos hay que darlos, desde luego si me presento con el arnes el primer dia sale corriendo!

Creo que a ella le gustara la idea de ser dominante, pero entiendo que un cambio de rol precipitado puede confundirla o asustarla..

Gracias otra vez!!

Anónimo dijo...

Como mujer que soy, comento que yo me moriria de la risa y le dejaria a "two candles"

epoptek dijo...

Qué sorpresa es consultorio!
A ver, yo te cuento mi experiencia.
Yo lo hablé con ella, le gustó la idea, fuimos juntos a un sex-shop, nos reímos mucho comprando los "juguetes", y luego nos desesperamos mucho con el arnés, que no es tan fácil de utilizar (al menos el que compramos). Así que ten en cuenta eso, y un vibrador normalito a mano, que puede solventar la situación.
Suerte