02 agosto 2005

La parte de atrás del coche

Llevába tres o cuatro copas más de la cuenta, lo cual me hacía sentirme preciosamente guarra y me hacía ver a Javi extraordinariamente atractivo. Nos besábamos y nos metíamos mano frenéticamente por encima de la ropa. Sentados la parte de atrás del coche, con los asientos delanteros abatidos hacia adelante y música suave de chill out en el CD.

A mí me gusta hacerme la estrecha cachonda que es cuando intento evitar que me metas mano, mientras aprovecho para explorarte, me acerco a tu sexo y siento como tu polla palpita pegada a mi cuerpo. Todo esto aderezado con alcohol desinhibidor que aún me hace comportarte mucho más suelta.

Yo llevaba una falda de esas tan cortas que cuando te sientas casi apoyas el culo en la silla. El tanguita lo llevaba en el bolso desde hacía dos horas, es decir desde mi última visita al WC, cuando ya me había dado cuenta de que la noche prometía.

Javi estaba buenísimo, tenía unos labios carnosos y unos brazos fuertes con los que me apretaba contra él. Sus dedos recorrían los botones de mi camisa con delicadeza, botón a botón. Casi al final la dejó caer sobre mis brazos, me remangó la falda y me senté enfrente suya sobre sus pantalones. Pude notar su durísima polla en el centro de mi sexo. Me agarró con fuerza las tetas, me bajó los tirantes del sujetador para liberarlas y acercarlas a sus labios. Comenzó a comérmelas con pasión, a darme bocaditos en los pezones para afilarlos con sus labios. Yo empezaba a moverme como si le estuviera follando. Podía notar cómo le mojaba el pantalón.

Le quité su camisa, jugué con el pelo de su pecho, perdiendo mis dedos en ese bosque suave y buscando sus pezones. Me bajé de él, y me puse a su lado, le lamí sus pezones y bajé con mi lengua hacia su pantalón. Le desabroché el cinturón, el botón, la bragueta. Llevaba un boxer de esos flojos, que estaba tenso con su mástil, se lo bajé y salió una polla preciosamente erguida. La lamí juguetonamente hasta que estuvo bastante mojada, entonces me la metí profundamente, rodeándola con mis labios. Le bajé el pantalón hasta los tobillos, para que estuviera más ancho y poder acariciarle la entrepierna y los muslos mientras se la chupaba.

El, mientras me acariciaba las tetas y el culo, bajaba por mis nalgas en pompa hasta encontrar mi sexo. Mojé sus dedos cuando me los metió profundamente, los sacó húmedos y me acarició el clítoris, tan erecto como la polla de mi boca. Mientras se la comía, movía mis caderas de arriba abajo follándome sus dedos. Necesitaba follármelo.

Busqué un condón en mi bolso, lo saqué de su funda y se lo puse en la punta de la polla, lo bajé hasta cubrir el glande, y una vez allí lo deslicé hasta abajo con la boca, apretando los labios fuertemente contra su polla.

Me monté encima, entró a la primera. Tenía una polla gorda y preciosa que me llenaba completamente. Empecé a cabalgarlo. Le pedí que me sujetara las tetas fuerte, para que no me saltaran demasiado. Me agarré de sus brazos para hacer fuerza, tenía los biceps duros como la polla que entraba y salía de mi.

Chupó sus dedos y luego empecé a notarlos juguetear cerca de mi culo. Rodeó mi ano y empezó a penetrarlo con el dedo, lo rodeaba en círculo por dentro. Metió otro dedo y me penetraba al ritmo inverso a las metidas de su polla. Estaba en todo momento penetrada, por sus dedos o por su polla, por delante y por detrás. Empecé a acelerarme, cada vez iba más rápido y cada vez estaba más caliente. Estaba empezando a notar que me iba a correr, me estaba poniendo muy caliente, seguimos a ese ritmo y cuando estaba a punto de correrme, la sacó y me la metió por detrás, continuó por delante con su mano hasta que me deshice entre sus dedos y el llenó la gomita con su semen dentro de mi culo cuando llegamos a tocar el cielo al mismo tiempo.

Caí exhausta sobre su pecho sudoroso apoyando mi cabeza en su cuello palpitante hasta que se desempañaron los cristales.

12 comentarios:

Nika dijo...

Joder, leer ésto a las 9 de la mañana es ponerme cachonda para el resto del día... y en la oficina!!!jajajajja, ya hasta miro mi dedito con lujuria!!!
Ains, si es que los coches... los coches son multifuncionales!!! Y aunque incómodos, tienen su encanto.

celemin dijo...

Despertad, que estais en la oficina :-p

Maktub dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Nika, madre mía, vaya tela con el post, me han entrado unas ganas locas de que sea de noche, de ir a reir y tomar algo con un tremendo y terminar la velada en su coche rememorando tu post!!
Saludos!

agua dijo...

Me ha encantado. Qué más te puedo decir, creo que es algo que hemos vivido todos exactamente así. Bueno, así no, en mi caso el de la polla siempre era yo, y no todas tenían tetas como las tuyas a sujetar.

Xineff dijo...

Perdon q no ponga comentario es q se me ha empañado la pantalla del pc..

Besosssssssssss

agua dijo...

Me despido por un tiempo y quería hacerlo personalmente. Aunque sea un copy & paste: un besazo.
agua

Humbert dijo...

Un polvo perfecto para ambos. Demasiado perfecto incluso. Yo siempre he tenido dificultades en el coche. Poca posibilidad de maniobra. Espacios abiertos es lo mío. En más de un sentido.

Me gusta como escribes Ceci. Sigue así.

Fuckme dijo...

Ceci y sus tetas.
Me has puesto cachondo cachoguarra

angel dijo...

¿qué marca era la del auto?

laceci dijo...

Opel corsa

Mara Jade dijo...

Madre mía... me has recordado una vez en mi antiguo coche... un Opel Corsa... jajaja... joder qué caloreeeeeeeeeeeeeeeees!!

Anónimo Asecas dijo...

Vaya. Yo me llamo Javi, pero no me acuerdo de nada... será otro...