23 agosto 2005

Cómetelo todo...sobre mi cuerpo

Me contaba el otro día un amigo que una de sus amantes le había hecho una petición muy especial: El debía comerse un huevo frito puesto sobre su vulva. Al amigo le encantó el huevo, y no le hizo falta pan para mojar...

Hay muchas otras cosas que saben mucho más ricas sobre el cuerpo, sobre todo aquellas que son muy pegajosas como la miel, la leche condensada o la gelatina. Hay que tener mucho cuidado con los pelos (vamos, mejor que no haya pelos, si no es algo asquerosito).

También es interesante colocar pequeños trozos comestibles (gominolas, lacasitos, conguitos...) por toda la piel y que luego tu pareja con los ojos tapados los busque por tu cuerpo, usando únicamente la lengua. Es genial.

Lo del huevo habrá que probarlo ;)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmmm, Ceci cada vez que dices esas cosas me gustaría follar contigo como si fuera el último día...

el_mas_turbador dijo...

uhmmm, delicioso! :-)

Anónimo dijo...

pues yo solo he probado que coman chocolate y si la sensación es deliciosa! =)

celemin dijo...

El otro dia en Localia había un cocinero que convertía en tartas a mujeres para ocasiones especiales.

Muy bien decoraditas, vamos para comérselas....

Susana dijo...

Ay coño, qué sosa soy yo para estas cosas...

Lo de nueve semanas y media no es lo mío, y la verdad es que no me gusta nada que me unten nada en el cuerpo, me siento pegajosa y me siento muy incómoda.

De todas formas, el artículo... :-D

Click dijo...

A mi lo de comerme algo encima de alguien o que alguien se lo coma encima mio me encanta, pero..... si eso es algo pegajoso, (miel, nata, chocolate, etc, etc) y como el comerse algo es solo un preliminar, luego me toca ducha rapida o acabar follando en la ducha pues odio estar o sentir a una persona pegajosa por chocolate reseco o miel reseca, etc, etc

Click