15 junio 2005

Haz que sea inolvidable.

Puedes elegir ducha o baño. Si os ducháis juntos, se favorece el contacto físico y puedes utilizar tu cuerpo como esponja sobre el suyo. Frótate con él hasta que se vaya excitando, y cuando lo tengas muy animado arrodíllate delante suyo y cómesela enterita.

En el caso de haber elegido baño, prepáralo antes con velas y sales aromáticas o bolas de aceite. Intenta que esté el agua bastante caliente y sentaros uno enfrente del otro con las piernas de ella abrazando la cintura de él. De esta manera os podéis besar profundamente y él podrá besuquear tu cuello y tus tetas. Así podrás sentirle empalmándose directamente sobre tu sexo, e incluso podéis llegar a echar un polvo. Si llegáis a follar en la bañera, asegúrate que las sales están disueltas, o te joderás las rodillas con el roce. Otra opción es hacerle una mamadita en el agua, siendo submarina es más complicado, aunque más divertido. Si se trata de un jacuzzi, entonces es obligatorio echar un polvo con burbujas.

Tras el baño, os vais a la cama. La habitación deberá estar iluminada por luces suaves, por ejemplo velas y si os gusta, con alguna barrita o cono de incienso o de sándalo para ambientar. También se puede poner algo de música suave, chill out por ejemplo.

Pon una toalla sobre la cama, para no pringarlo todo y dile que se tumbe en el medio, boca abajo para hacerle un masaje con tu cuerpo. Puedes utilizar crema hidratante corporal, aunque es preferible utilizar aceite de masaje, con algún perfume estimulante. El aceite o crema suele estar frío, puedes calentarlo primero entre tus manos, o puedes jugar con la temperatura y verter unas gotitas, empezando por su espalda para darle escalofríos.

Cuando ya esté bastante aceitoso, túmbate encima de él y vete subiendo y bajando deslizándote sobre su cuerpo, frotando todo su cuerpo con el tuyo, de arriba abajo. El propio peso de tu cuerpo hará que sea un masaje más estimulante. Cuando subas a la cabeza, dale besitos en el cuello, mordisquéale las orejas, métele la lengua bien adentro y masajea sus hombros con tus manos. Cuando vayas por su cintura masajea con las manos sus costados, sus nalgas, su culo. Mete juguetonamente tus manos entre tus nalgas y juguetea con tu dedo en su ano. Cuando estés por sus pies, masajea con las manos las palmas de sus pies, chuperretea sus dedos y mete la lengua entre sus dedos, y éstos en tu boca.


Dile que se de la vuelta y sigue tu masaje por esta parte. Tápale los ojos con un pañuelo, acerca tu pecho, para que bese y muerda tu pecho y tus pezones, acerca tu boca para besaros, bésale el cuello...vete bajando por su pecho úntale bien de ace ite, besa y mordisquea sus pezones, juguetea en su ombligo, baja hasta su polla, pero no te la comas, juega con sus huevos, roza con tus pechos su entrepierna, acércala a su polla y mientras tanto mastúrbate con su rodilla, con su empeine.


Mientras subes y bajas notarás un aceitoso masaje estimulante en tu clítoris. Sigue bajando y quédate con una de sus piernas entre las tuyas, pegada a tu clítoris, ahora sí que puedes acercar tu boca a su polla, primero despacito, con la lengua en el glande. (Si todo ha ido bien, no necesitarás la mano para aguantarla :). Sube de arriba abajo con tu lengua, masajea sus huevos y mientras te la vas comiendo, síguete frotando contra su pierna y acerca tu pecho a sus pelotas para masajearle. Con tu mano puedes dar una masaje en la línea que hay entre sus huevos y su ano, si te atreves, incluso puedes llevar tu lengua a esa parte y seguir jugando.

Dile cositas, piropéale, halaga su polla, no dejes de tocarle con las manos, con la boca, con tu pecho...con todo tu cuerpo.

Date la vuelta, pon tus rodillas a ambos lados de su cabeza, hazle olerte, acércale tu clítoris para que lo pueda estimular con su lengua, mientras tú sigues con la mamadita. Métetela hasta el fondo, esta postura lo favorece por la inclinación de la polla, hacia tu garganta. Le encantará que te la metas tan adentro como puedas, mientras gimes, saboreas y te relames con sus sabores. No te cortes y da rienda suelta a tus sentidos, deja escapar tus gritos, tus gemidos y tus rugidos de gozo. Fóllate su lengua.

Podéis llegar aquí al orgasmo, recuperar un poquito y ya estáis listos para poder echar un polvo y acabar la faena.

Súbete sobre él, no te costará metértela bien adentro. Puedes elegir el movimiento tradicional, de adelante atrás, que estimulará tu clítoris con el roce por fuera y tu punto G por dentro, agárrate a sus hombros o a su pecho, aráñale. Puedes probar a ponerte a horcajadas sobre él y subir y bajar en esta posición, sólo apoyada sobre tus pies (esta cansa un poquito, pero a él le encantará). O puedes probar la samba sexual, que os encantará a los dos. O puedes tumbarte hacia sus pies y subir y bajar en esta postura.

Si quieres terminar de sorprenderlo, métetela por detrás, mientras llevas su mano a tu clítoris para que te siga estimulando. El resto y el cómo termines, lo dejo a tu imaginación.

Espero que disfrutes tanto probándolo como yo escribiéndolo.

11 comentarios:

celemin dijo...

Elijo la ducha :)

Micropene dijo...

Ay, Laceci, leer estas cosas en primavera le dejan a uno más turbado.

laceci dijo...

celemin, yo prefiero el jacuzzi, al final me da igual hasta hacer olas, espumita y echar el agua de la bañera..
micropene..jajaja...más turbado...qué sutil..

agua dijo...

Me ha gustado mucho. Me gustaría ser ese. Lo de la lengua en el ano es genial. Besos guapa.

celemin dijo...

Pues yo a la ducha le encuentro un encanto especial. Primero el contacto visual desde fuera de la mampara, luego la invitación a entrar, la suavidad de las caricias con el jabon.
El frente a frente que en las bañeras es complicado...
Si se puediera meter una silla sería perfecto... >:->

laceci dijo...

yo prefiero el jacuzzi, la ducha es mucho mejor para los tíos, por todas las cosas que favorece hacer.

criztina dijo...

Tengo que releerlo...para hacerme una composición de lugar. Hay posturitas en las que no me hago la idea de cómo combinar la rodilla con mi clítoris miestras me chupa el pezón.... ;-)
De cualquier forma. Te contaré resultados :-)

Desafortunadamente, no podría ser baño, a no ser que me prestaras el jacuzzi de tu casa.... ;-)....porfi, porfi, porfi.... :-)

Principe de la Lujuria dijo...

Deliciosa tu explicación. Coincido en que sentir la lengua y los dedos en el ano hacen que cualquiera de nosotros nos volvamos locos.

Respecto a la ducha, una felación mientras el agua tibia cae sobre los hombros de los dos es para mí mucho mejor incluso que el jacuzzy.

Besos Húmedos

http://blogs.ya.com/elixirdelujuria

Cripema dijo...

Si es en un jacuzzi con sales, tened cuidado que no resbale...yo casi me mato el otro dia....si es que torpe y sensual no son adjetivos que casen bien...pero al menos me rei...

maRia dijo...

Me encanta leer este tipo de cosa aunque me haga gracia que lo plantees como una lección. Supongo que hay mucha gente que podrá beneficiarse(de alguna manera u otra) de tus "instrucciones".
No es mi caso, afortunadamente.
:)

Anónimo dijo...

Hola, me gustaría que me digan como preparar un jacuzzi excitante, pero desde el inicio, osea que marca de productos, he leido aceites de diferentes aromas y quisiera saber que marcas y burbujas y/o jabon, etc, en resumen como preparar un jacuzzi,
Muchas gracias
mi mail es algodon1000@hotmail.com