25 mayo 2005

Receta I: Chocolate con fruta I

Tomas una tableta de chocolate puro. Tamaño familiar.
Pones un cazo con agua a fuego lento, e introduces otro recipiente con el chocolate de forma que el agua hirviendo licue el chocolate.
Mientras, tomas frutas de temporada. Los mejores resultados: fresas, kiwis, platano, mango.
Las partes en trocitos pelados y con un tamaño suficientemente pequeño para tomarlo con comodidad.
Cuando termines la tarea de pelar y trocear, el chocolate estará listo.
Viertes el chocolate en una jarrita.
La fruta la pones en un cuenco.
Todo lo llevas a tu habitación......

El timbre sonó a la hora justa. El chololate todavía estaba caliente.
María abrió la puerta y vió a Rodri. Se notaba que acababa de salir de la ducha, la media melena rizada aún estaba húmeda.
María saludó con un sonrisa de placer y le hizo pasar.
Se besaron, y, antes de que Rodri se diera cuenta Maria puso su mano tocándo el paquete del pantalón, y con firmeza lo agarró empujándolo hacia su habitación. Las persianas estaban estratégicamente bajadas para dar una luz ténue.
Rodri estaba sorprendido, María parecía una pequeña y dulce gata en celo, dispuesta a atacar en ese mismo momento, absorviendo cada particula de su piel. La mirada de María incitaba a ponérsela dura tan sólo imaginando lo que sus ojos estaban diciendo.
María comenzó a desnudarle, lentamente, besando cada zona del cuerpo que se quedaba al desnudo.
Rodri cerró los ojos para sentir cada beso y cada caricia que María le daba sensualmente.
Cuando estuvo completamente desnudo, María tomó la jarrita rellena de chocolate caliente y comenzó a esparcirlo desde el pecho de Rodri hasta la base del pene.

Rodri, sintió cómo resbalaba el chocolate por su cuerpo, y a continuación como la lengua de María recorría el reguero de chocolate que había dejado. Cuando acabó con todo el chocolate que lo cubría, volvió a la jarrita y vertió otra cantidad de chocolate sobre el erecto pene de Rodri.
Tomó el cuenco con la fruta, y adornó con lo trozos de fruta el miembro erectil.
Suavemente, acercó sus labios y coménzó a besar y mordisquear las piezas de fruta, y a lamer el chocolate que servía de base....

(continuará...)

5 comentarios:

celemin dijo...

Osea, que vas a visitar a una amiga y te conviertes en una tarta de cumpleaños de chocolate con fruta. :-ppppp

laceci dijo...

Joder que peligroso lo del chocolate!! Ya me he imaginado las quemaduras de tercer grado...
PS: Eso sí, seguro que luego le toca limpiarlo todo a María...

celemin dijo...

Cuidadito con estas cosas que engordan :-ppp

agua dijo...

Qué rico. Hasta yo lamía a Rodri !!!
Si me ponen chocolate negro caliente en la polla me rompo el cuello

PD/ explicación de la frase anterior aparentemente inconexa: intentaría hacerme una mamada, pero como no llego, pues eso, me rompo el cuello.

PD2/ ojo, que hasta la fecha, que yo sepa, soy hetero en la práctica desde los 12 años (antes no, cosas de chavales)

Luces dijo...

Pues a mí me gusta el olor natural y el sabor natural de esas partes íntimas del hombre, siempre que el chorvo sea limpio. Y lo cierto es que me gusta más que el chocolate.
Claro que a mí el chocolate me gusta con leche y praliné de almendras.
Crizti, enhorabuena por el relato.